PRODUCCIÓN

Producción

Perfil económico

La economía de la zona se centra en la explotación de los recursos naturales, termales o deportes invernales, utilizados por turistas de todo el país. Teniendo la accesibilidad durante todo el año a Caviahue, pudiéndose combinar los productos termas y esquí.
El Turismo constituye uno de los pilares del Plan Productivo Provincial y es una excelente oportunidad para la inversión.
Las inversiones tienen como objetivo diversificar y mejorar la calidad de la oferta, actualizándola con las tendencias mundiales, que combina termalismo preventivo-recreativo con el actual termalismo curativo, ya reconocido por su alto nivel.
Junto a las actividades existentes, nuevos proyectos, promueven el desarrollo acelerado de la zona, augurando un enriquecido progreso social y turístico.

Breve Reseña económica de la localidad

Los precedentes históricos de la zona donde hoy se emplaza Caviahue, nos trasladan a la década del 50, época en la que el Ejercito Argentino comienza a realizar las campañas pre – antárticas, dadas las excelentes características climáticas y geomorfológicos del lugar. El uso del terreno para estos entrenamientos, mostró al lugar en su real potencialidad: Cantidad y calidad extraordinaria de nieve, considerando además la altitud y latitud y la extensa duración del periodo, lo cual permitía un uso hasta bien entrada la primavera.

Las prácticas pre – antárticas abrieron el camino para que entusiastas de los deportes de invierno comenzaran a conocer el lugar. Es así, que en la década del 60 llega a estas inhóspitas tierras el arquitecto Ricardo Bialous, de origen polaco, quien es la primera persona que se radica de forma permanente en el área. Según cuentan, este hombre fue quien sentara las bases del futuro proyecto Caviahue, ya que a partir de sus vivencias en el lugar, recorriendo las laderas nevadas de Caviahue – Copahue en sus pesados esquíes de madera, capitalizaron las experiencias de muchos viajeros que lo precedieron, y sumando las propias, le permitieron elaborar proyectos y propuestas para la futura villa de montaña. Resulta así, que en la década del 80, gracias a los aportes del arquitecto, y el creciente interés del gobierno de la provincia, fue posible el asentamiento de la población permanente y el lanzamiento del proyecto de desarrollo turístico.

A estos antecedentes, hay que agregar la decisión del gobierno de la provincia de construir un “hotel provincial” en Caviahue, para diversificar en verano las opciones de alojamiento a fin de sumar al recurso termal, el aspecto paisajístico del valle de Caviahue.).
En 1965, se construya en el acueducto que transporta agua de Volcán hacia Caviahue, y más adelante las instalaciones del hotel del Instituto de Seguridad Social del Neuquén, a los fines de que el recurso termal pueda ser aprovechado todo el año; éste, y los hechos anteriormente mencionados, marcan importantes acontecimientos en el desarrollo inicial de la villa.

Fue así, que la década del 70, se caracterizó por grandes cambios para Caviahue: mensuras, estudios pluvio-aluvionales, nuevas trazas de caminos, creación del aeródromo en Caviahue y Loncopué, construcción del centro de convenciones y hoteles (“ISSN” y “Caviahue Ski”), y múltiples obras de infraestructura. El desarrollo urbano de la villa, en sus inicios estuvo enteramente a cargo de los organismos provinciales, durante el cual se fue perfilando un futuro en el que, el recurso natural nieve y la valorización del parque de nieve, fue la orientación definida para el lugar.

Durante estos primeros años, los sucesivos gobiernos provinciales no retacearon su apoyo al desarrollo de esta región. Si bien esto fue positivo para el crecimiento de Caviahue, el control absoluto del gobierno sobre el desarrollo quitó iniciativa a la intervención privada, desalentando en múltiples ocasiones al genuino y real aporte de inversores por los condicionamientos impuestos .

El 8 de Abril de 1986, el entonces gobernador de la provincia Don Felipe Sapag, decreta fundar el pueblo de Caviahue y años más tarde, se crea la comisión de fomento. Ese mismo año, por acuerdo general de Ministros, el Gobierno de la Provincia del Neuquén, creo por decreto Nº 0950- Abril/86, la Comisión de Estudios para Planificar el Desarrollo de Copahue – Caviahue, con la misión específica de formar una propuesta de desarrollo tendiente a “encauzar, promover y regular las actividades de corto y mediano plazo”, definiendo los roles de ambos centros y su complementariedad funcional y económica. La comisión estuvo integrada por la Dirección Provincial de Turismo, la Dirección Provincial de Termas, la Secretaría de Estado del COPADE y la Dirección de Desarrollo Urbano de la Subsecretaría de Estado de Obras y Servicios Públicos.

En este marco, la Dirección provincial de Turismo con la participación de la Dirección General de Desarrollo Urbano y la Secretaría de Estado de COPADE, bajo la dirección del Arquitecto Boullón, elaboran el Plan de desarrollo turístico de Caviahue – Copahue, por medio del cual quedan establecidas los lineamientos, roles, características y productos turísticos a desarrollar y potenciar en cada centro, de manera complementaria. Luego de considerar las potencialidades y restricciones del área, se optó por limitar el desarrollo turístico de Copahue a su superficie ya urbanizada, la que no debería crecer mas allá de su perímetro actual, mejorando en lo posible el aspecto estético del ambiente urbano y la calidad de los servicios de alojamiento, para considerarse en el mercado como estación termal de verano. En cambio la función de Caviahue se definió por un lado la de absorber el crecimiento de la planta de alojamiento cuando Copahue se sature y por el otro la de incorporar a la oferta un nuevo centro turístico, concebido para responder a los requerimientos de la demanda y resuelto con criterio paisajístico que pueda funcionar todo el año y mediante la explotación del recurso nieve durante el invierno. De acuerdo al Plan esta alternativa, desde el punto de vista de los prestadores y operadores, incluyendo al Estado, permitiría la obtención de los siguientes beneficios: menores costos de adecuación del suelo, de construcción y de mantenimiento, así como un mayor lapso de duración de la temporada y la ampliación de la demanda a nuevos estratos. Por su parte los beneficios sociales del proyecto se evidenciarían en la relativamente rápida generación de empleos y la consecuente localización de una población permanente.

En este sentido, se definieron los roles específicos de Copahue y Caviahue, para lograr un desarrollo armónico de ambos centros turísticos y evitar la competencia interna. En este marco, las funciones delineadas para Caviahue fueron: como asentamiento de toda la población permanente, de la administración del Parque Provincial Copahue, así como del mayor volumen de la población flotante turística. Respecto al termalismo, poseería como anexo un servicio termal para tratamientos terapéuticos y otro de mayor relevancia orientado al termalismo de esparcimiento. Paralelamente, se desarrollarían actividades turísticas no termales en ambas temporadas y en invierno actuaría como centro de esquí alpino, de fondo y como estación integrada de montaña. De este modo, se pensó que termalismo y esquí conformarían una oferta particular para el turismo de montaña basada principalmente en la protección de la salud, prevención y rehabilitación, combinando así salud y deporte. En temporada estival, el termalismo se complementaría con excursiones a los atractivos naturales, con el objeto de revertir la imagen de la terma, con características curativas a favor de los beneficios preventivos de la misma, con lo cual se podrá ampliar la demanda incluyendo nuevos segmentos del mercado .

Como parte del plan de desarrollo turístico de la zona y a los fines de crear las condiciones necesarias para incrementar la población permanente, y dar concreción al desarrollo urbanístico de Caviahue, en 1989 el Instituto provincial de Vivienda y urbanismo (IPVU) acuerda la construcción de 30 viviendas que fueron construidas a través del Banco Mundial, sentando las bases del Plan de Urbanización de la villa. Cuando el estado provincial decide planificar y desarrollar turísticamente la zona, las tierras eran de dominio nacional, por lo cual hacia 1990 y luego de definir los límites de Parque provincial Copahue (28.300 has. dentro de las que se encuentran Caviahue – Copahue) se delimitaron las tierras destinadas al emplazamiento urbano. A partir del proceso de mensura y urbanización, el municipio local es el encargado de la venta de terrenos – ya sea para el desarrollo de proyectos hoteleros, gastronómicos, servicios, etc., ó viviendas de residencia permanente y segunda residencia. A causa del crecimiento poblacional, en Marzo de 1999, la Legislatura Provincial, declaró a Caviahue como Municipio de 3º categoría, con lo cual, acto seguido, se constituyó el municipio de Caviahue – Copahue .

Actualmente, el turismo, se constituye como la principal actividad económica de este municipio . En los últimos diez años, experimenta, sobre todo Caviahue - donde habita la población permanente - (y tiene actividad turística durante todo el año) un importante desarrollo turístico, impulsado por el sector público y privado que, hacen que actualmente el destino Caviahue – Copahue comience a consolidarse como uno de los principales destinos turísticos de la provincia de Neuquén, a través de dos importantes productos: Termas en verano; Nieve en invierno.

El crecimiento a nivel turístico vivenciado desde el año 2003, trajo aparejado un importante incremento, a nivel de infraestructura y servicios turísticos y en menor medida a nivel poblacional. Al aumentar las inversiones, creció la oferta de servicios al turista (equipamiento hotelero, gastronomía, agencias de viaje, etc.), la cantidad de visitantes, y por ende la oferta laboral, provocando estos factores, la paulatina radicación de habitantes permanentes en la villa.

Este considerable crecimiento, en materia de equipamiento e infraestructura, comenzó a evidenciarse en el paisaje urbano de la villa, a partir del año 2003; actualmente quien visita Caviahue, denota una “Explosión urbanística” – “una Villa en construcción”. Este reciente “Boom edilicio” se debe a que, gran parte de las inversiones previstas con posterioridad al año mencionado, se vieron frenadas hacia el 2000, por la sorpresiva erupción del Volcán Copahue – en el mes de Julio, en plena temporada invernal - que ocasionó grandes pérdidas económicas al sector, ante la fuerte caída de reservas hoteleras y el masivo egreso de turistas del centro a causa de la presencia de ceniza volcánica. A esta situación, se sumó la crisis político - económica, por la que atravesó el país hacia fines del año 2001. Dichos factores, llevaron a que se paralicen construcciones, proyectos e importantes inversiones.

Sin embargo, hace ya cinco años que Caviahue vive un periodo de crecimiento constante. Actualmente la villa turística muestra notables cambios, en cuanto a servicios e infraestructura tales como: planta de gas envasado (inaugurada en el año 2005) sistema de cloacas, creación de la planta potabilizadora, amplia señal de teléfonos celulares, Internet y más de 70 obras en construcción entre proyectos hoteleros y gastronómicos así como viviendas permanentes y de segunda residencia.